marzo 2015
D L M X J V S
« feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Categorías

Nuestra necesidad de liberación

 

Para reflexionar

Editorial

 

“Porque la raíz de todos los males es el afán de dinero, y algunos, por dejarse llevar de él, se extraviaron en la fe” se lee en la primera carta de Timoteo (6, 10). Si la liberación de ataduras como el pecado y la iniquidad, de los defectos y el apego a lo mundano, de la acumulación de riquezas y el regodearse en las posesiones superfluas y caducas, constituye un requisito (incanjeable e inalienable) para alcanzar la Vida Eterna, también lo es la posesión misma, es decir, de todo aquello que nos estorba; qué mejor imagen para ilustrar esto que Juan el Bautista durante su larga estadía en el desierto, sin más carga que su túnica y un pequeño morral y la verdad de sus palabras. La salvación es una liberación integral del hombre, liberación de la necesidad, nos lo recuerda la Doctrina Social de la Iglesia, pero también de la posesión como un enorme fardo del que hay que liberarse, con conciencia y sinceridad, antes de acabar sumergidos en esas aguas negras y pesadas de la perdición del alma.

La mujer de Samaria que dio de beber agua a Jesús en el pozo se supo, al momento, liberada de un peso que desconocía que llevaba sobre sus hombros. Le bastó darse cuenta que no poseía gran cosa, pero que sus posesiones se limitaban a una herencia que más que provecho le había traído una ceguera para el amor, para entregarse en toda su dignidad humana. Jesús sabía que esa mujer de Samaria (de la que no conocemos su nombre, la llamamos la Samaritana) era una mujer con sed: y más que de esa agua que llevaba a la boca con el cántaro, ella requería saciar una sed de liberación, de la posesión que volvía pesado su caminar y nublado su horizonte. La necesidad de la conversión y la transformación de la conciencia constituían el agua que Jesús puso en su boca, y quedó saciada, liberada.

Continue reading Nuestra necesidad de liberación

Avisos diocesanos: marzo 2015

Diócesis de Tepic / México

 

-       RETROUVAILLE (redescubrir)

-       Retiro para Novios

-       Ejercicios Espirituales

-       Calendario de Pláticas prematrimoniales

-       Misa para enfermos

 

Continue reading Avisos diocesanos: marzo 2015

San José:

modelo de fe para los catequistas

Espiritualidad Catequística

María Adela Suárez de Luna

 

Queridos catequistas, en nuestro camino de fe contemplemos como modelos al señor San José y a la Virgen María, pues son ejemplos eminentes de la vivencia de la fe. La Iglesia así los proclama, y nos da a conocer las razones y los motivos de su ejemplaridad; nos indica el camino para llegar a una imitación lo más perfecta posible.

 

María, la primera creyente

La Virgen María representa la ejemplaridad más elocuente, porque Ella es la primera creyente en el tiempo y en la perfección del contenido de su fe. Hasta el día de la Anunciación del ángel, María vivió intensamente la fe de los profetas del Antiguo Testamento, la fe del pueblo de Israel, una fe mesiánica. En la Anunciación acogió la voluntad del Padre, y al pronunciar las palabras: “Hágase en mí según tu palabra”, convirtió su fe mesiánica en la fe cristiana, iniciando así una nueva etapa en la historia de la salvación.

La fe de María es la fe de toda la Iglesia, de todos los discípulos de Jesús. Pero, el primero que participó de esa fe, hecha para él luz y orientación de su vida, fue San José, cuando en la noche, en sueños, el ángel le reveló el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios y le ordenó que acogiese en su casa a su esposa. Él tuvo un acto de fe y obediencia, e hizo lo que el Ángel le había ordenado (Mt 1, 24).

“La fe de María –dice San Juan Pablo II– se encuentra con la fe de José, y se puede decir también, teniendo presentes los textos de los evangelistas Mateo y Lucas, que José es el primero en participar de la fe de la Madre de Dios. Así, él ‘sostuvo a su esposa en la fe de la  anunciación’” (RC, n. 5).

San Juan Pablo II contempla la vida de San José, junto con la Virgen María, como una peregrinación de la fe. Y añade que “la vía de la fe de José sigue la misma dirección, totalmente determinada por el mismo misterio del que él, junto con María, se había convertido en el primer depositario” (RC, n. 6).

Continue reading San José:

La primera Semana Santa

Catequesis Infantil

Comisión de Catequesis Infantil

 

En este mes de marzo continuamos con el tiempo litúrgico de Cuaresma, y a finales de mes daremos inicio a un tiempo que es la cumbre para nuestra fe: la Semana Santa. Toda esta travesía de cuarenta días es necesaria para poder vivir este tiempo tan importante. Como catequistas, vivamos con todo nuestro ser este tiempo, y para ello recordemos y meditemos en qué consiste.

 

La primera Eucaristía

No todo en Semana Santa es triste. Quizás para el mundo no sea así, pero para un cristiano, lo mejor que puede compartir con su hermano es estar en la cena del Señor. No es un simple comentario que Jesús diga “cuánto he deseado celebrar esta Pascua con ustedes”. Jesús mismo prepara a sus discípulos para el momento cumbre y podemos ver, en el lavatorio de pies, un signo de lo que será el Sacramento de la Confesión: los purifica antes de la cena. ¿Nos purificamos antes de celebrar la cena? Sería una gran pregunta. No solo en lo que toca a confesarnos, sino también en momentos antes de vivirla, incluso viviéndola. ¿Cómo vivimos cada Misa? ¿Sé cómo he vivido la Misa hasta este momento? ¿Cómo quiero vivirla a partir de ahora? Jesús ansía vivir esta cena conmigo, ¿correspondo yo a ese amor desmedido?

Continue reading La primera Semana Santa

Enseñar según las necesidades

Catequesis Especial

 

Las personas con capacidades especiales tienen necesidad de encontrar en las parroquias su propio espacio de encuentro con Cristo y educación en la fe, que los prepare para una vida sacramental como miembros activos del cuerpo místico de Cristo.

En la Parroquia de la Sagrada Familia en Tepic, queremos seguir impulsando este espacio de educación en la fe para las personas con necesidades especiales, además de una adecuada  formación a los catequistas, a fin de que se especialicen en este servicio y asuman esta necesidad en sus parroquias; todo en consonancia para hacer frente al desafío de la evangelización.

 

Destinatarios de esta catequesis

Una persona con necesidades educativas especiales es toda aquella que presenta un déficit o dificultad en la capacidad de aprendizaje y adaptación social, según su discapacidad. Existen diferentes discapacidades: psíquicas o mentales, físicas y sensoriales (auditivas y visuales). Sin duda, la catequesis debe dedicarle un lugar privilegiado.

 

Catequesis para personas especiales

Por su capacidad especial de aprendizaje, algunos responsables de pastoral, y otros expertos, han creído, por mucho tiempo, que era imposible una verdadera y propia catequesis para ellos, porque “no pueden comprender el mensaje”, según se pensaba. Por lo mismo, la educación religiosa se limitaba, por lo general, a la formación de buenas costumbres, algunas prácticas de piedad y devoción, y un poco de “adiestramiento moral”. Sin embargo, el desarrollo de la ortopedagogía y la aplicación sistemática de algunos principios de la psicología del aprendizaje ha demostrado convincentemente que las personas que presentan alguna discapacidad son capaces de alcanzar niveles de desarrollo bastante más altos de los que se creía.

Esta línea de esperanza y expectativas ha suscitado nuevas iniciativas: en diversas diócesis se han dado serios intentos para desarrollar una catequesis adaptada a las personas con capacidades especiales.

El equipo diocesano de catequesis los invita a no ser partícipes de la recepción de sacramentos sin recibir una formación de acuerdo con sus necesidades especiales, urge en verdad cambiar este  sentido de la catequesis, hagamos equipo y formemos en la fe a estas personas que tienen todo el derecho de ser integrados a la comunidad y de conocer el mensaje de Jesús.

Trabajemos juntos para lograr la inclusión de estas personas en nuestras comunidades parroquiales y que reciban una formación según su capacidad de aprendizaje.

Continue reading Enseñar según las necesidades

La congruencia en la vida del cristiano

 

Familia Marista

Solidaridad Marista Tepic

 

El 28 de octubre de 1816 (a casi 200 años), en una alejada aldea de Les Palais, en Francia, San Marcelino Champagnat, siendo sacerdote marista tuvo, una experiencia que cambió su vida: salió de su Parroquia en La Valla, para asistir, en su lecho de muerte, a un joven de 16 años, llamado Juan Bautista Montagne, quien murió en sus brazos sin antes haber conocido el amor de Dios; en ese instante, tras la angustia e impotencia, el Padre Marcelino decidió fundar a los Hermanos Maristas para la formación integral de niños y jóvenes.

 

Solidarios con niños y jóvenes

A través del tiempo, con empeño y dedicación, día a día, hermanos y laicos maristas estamos fortaleciendo el sueño de San Marcelino Champagnat de formar “buenos cristianos y buenos ciudadanos”, para lo cual, una de las bases fundamentales es la formación en y para la solidaridad de niños y jóvenes de nuestras comunidades educativas, mediante programas y contenidos específicos para niveles de preescolar, primaria, secundaria y bachillerato.

 

Jóvenes en camino

El pasado 28 de octubre de 2014, aniversario del encuentro del Padre Champagnat con el joven Montagne, los maristas del mundo dimos inicio al Año Montagne, el cual coincide con la celebración del Año de la Vida Consagrada en toda la Iglesia. Este primer icono nos acompañará hasta julio de 2015. Será un recuerdo de la importancia y la urgencia de nuestra misión, tan actual hoy como en tiempos del Padre Champagnat.

Inspirados por nuestro fundador, que se desplazó desde La Valla hasta este lugar caminando durante varias horas, también nosotros nos sentimos llamados a ponernos en camino al encuentro de los jóvenes Montagne de hoy, allí donde se encuentran.

En nuestros oídos resuena la insistente llamada del Papa Francisco a salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio (EG, n. 20). En su exhortación apostólica Evangelii gaudium nos dice: “Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades” (n. 49).

Continue reading La congruencia en la vida del cristiano

“Llamadas para una gran tarea”

Jornada Diocesana de la Vida Consagrada

Vida Consagrada

Comisión Diocesana de Vida Consagrada

 

Del 2 al 6 de febrero se realizó la Jornada Diocesana de Oración de la Vida Consagrada, a la que todas las congregaciones presentes en la Diócesis de Tepic fueron invitadas para compartir algunos temas de reflexión y su testimonio con quienes colaboran en los diferentes apostolados. La jornada culminó en Puerto Vallarta los días 7 y 8.

El sábado 7, las distintas congregaciones se dieron cita en el Colegio Niños Héroes, de las Siervas de Jesús Sacramentado en Puerto Vallarta, donde el Padre Roberto Cordero, párroco de Nuestra Señora de Guadalupe, dirigió una reflexión, en la que dijo: “Hay escasez de vocaciones por la falta de fervor apostólico contagioso, porque donde hay vida, fervor y entusiasmo, hay vocaciones”. Entonces se debe irradiar la alegría del Evangelio en la Vida Consagrada, para que el dueño de la mies mande trabajadores a sus campos. Posteriormente, el Obispo de Tepic, Mons. Luis Artemio Flores Calzada, presidió la santa Misa.

Continue reading “Llamadas para una gran tarea”

Acción Católica,

cuna de mártires, apóstoles y misioneros

Vida de santos

Hna. Ma. Isabel Orozco Lugo, MCSS

 

Recordar el movimiento cristero en México (1926-1929) evoca la organización naciente del corazón misionero del Papa Pío X: la Acción Católica (en particular, la ACJM). Es rememorar nombres concretos de muchos hijos de Dios y de la Iglesia Católica que dieron su vida en defensa de la libertad religiosa. Y más concretamente por Cristo, por Santa María de Guadalupe y por la salvación de las almas.

 

Mujer seguidora de Cristo Rey

La presencia de la Acción Católica en México data de 1912, con la Asociación de las Damas Católicas Mexicanas, cuya labor fue concretar la evangelización en obras de caridad, con base en los valores de nuestra fe; vivieron la justicia, la equidad y la solidaridad, en sentido de corresponsabilidad; constituyendo el legado de las siguientes ramas femeninas y masculinas de la Acción Católica.

A esta época de los cristeros pertenece la joven Manuela de Jesús Arias Espinosa, quien también fue apóstol, misionera sin fronteras y mártir de la confianza en Dios en el seno de la Acción Católica. Siendo aún seglar escribió en 1929 a sus compañeras de la Acción Católica: “…considero yo la institución de la ‘Acción Católica’ como una institución pontificia; y habiendo salido esta obra del corazón mismo del Papa, y habiéndose alimentado en su origen y en su desarrollo de su amor, del divino amor que Jesús ha puesto en ese Jesús de la tierra, deduzco que debemos amar esta obra con toda nuestra alma, entregarnos a ella con todo nuestro corazón, trabajar en ella con todas nuestras fuerzas, con el solo deseo de salvar muchas almas para nuestro Señor”.

Continue reading Acción Católica,

En Mascota, la esmeralda de la sierra

la Iglesia está viva

Iglesia en marcha

Francisco Rafael Casillas Martínez

 

En Mascota, Jalisco, cuya protección se encuentra al regazo de nuestra madre santísima en la advocación de Nuestra Señora de los Dolores y del santo paisano, como muchos le conocemos a San José María Robles Hurtado, hijo predilecto de esta joya de la naturaleza, se vive uno de los momentos en el que Dios todopoderoso se sigue manifestando por medio de sus pastores en la instauración del Reino de Dios.

Frutos de una ciudad católica

A lo largo de la vida eclesial y pastoral que se vive en la esmeralda de la sierra, como también es llamada nuestra ciudad, se han visto diversos frutos que día con día fortalecen la fe en los católicos, pues es aquí donde se considera la cuna de las vocaciones, la presencia del seminario menor, la vida de cuatro congregaciones religiosas, los casi 90 sacerdotes hijos mascotenses, cuatro obispos, un cardenal y un hijo de esta comunidad parroquial elevado a los altares que ha vivificado el sentido cristiano que todos los bautizados hemos de tener.

Es de reconocerse que no obstante siendo un bello lugar turístico y catalogado como ciudad, aún no se pierda la esencia que caracteriza a Mascota como un pueblo verdaderamente católico-mariano, pues desde la tradición de ponerse de pie por la devoción al escuchar la campana mayor indicando la bendición con el Santísimo que diariamente recibimos al finalizar la última misa, hasta las ya tradicionales peregrinaciones en sus diferentes fiestas patronales que congregan a muchos fieles, llevan como aliciente un verdadero compromiso de bautizado, pues como lo cita el objetivo del Plan diocesano de pastoral, “los hijos de Dios desde su sentido de pertenencia dan respuesta al compromiso de ser y vivir como cristianos”.

Continue reading En Mascota, la esmeralda de la sierra

El paso de Dios por la prisión

Pastoral Penitenciaria

Graciela Medina Hernández, Religiosa de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor

 

 

La Pastoral Penitenciaria es un acompañamiento solidario a las y los presos, es ayudarles a descubrir cómo vivir en libertad, con dignidad, en el respeto de sus derechos en la cárcel.

La misión principal de la comisión es la evangelización de las personas privadas de su libertad para reconstruir su dignidad de hijas e hijos de Dios, en seguimiento del mandato de Jesucristo: “Ir, pues, y enseñad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que he mandado” (Mt 28,19-20).

 

¿No te da miedo visitar la cárcel?

La prisión es un lugar de encuentro con el hermano sufriente, donde se revela Dios escondido en la miseria humana. “¿No te da miedo visitar la cárcel?”. Escuchamos esta pregunta con frecuencia, pero es ahí donde Dios ha hablado fuertemente a nuestro corazón, y el miedo queda atrás cuando es posible ver el dolor, la desesperanza, la soledad y todos los sentimientos que albergan cada mujer y hombre que está en prisión. Nos vamos sintiendo seducidas y seducidos por Cristo prisionero, y la voz de una mujer recluida nos confirma la necesidad de estar con ellas y ellos: Cuando escuché a mis espaldas cómo se cerraban los candados, me dije, ‘aquí termina todo y ahora que las escucho a ustedes, mi esperanza renace’”.

En la identificación con los pobres, la Iglesia busca identificarse con el Cristo pobre y solidario, en este caso de un Cristo que compartió la cárcel, que busca la justicia. Lo que los documentos eclesiales han señalado como “pecado social”.

 

“Del pozo se sale, porque Cristo salió del pozo”

Comparto ahora una frase que se ha ido haciendo consigna en la vida de las y los internos: “Del pozo se sale, porque Cristo salió del pozo”. Todavía en estos momentos en que la escribo se estremece mi espíritu. La frase fue el final de un viacrucis en una de las áreas del centro “Venustiano Carranza”. Cuando se terminó de leer la 14ª estación, hicimos un silencio para acoger lo que Dios nos quisiera decir para pedir perdón y, al levantar mi mirada, las lágrimas se habían convertido en sonrisas cargadas de gozo y esperanza. Aún conservo, y creo que ellos también, esta alegría que renace al mencionar “nuestra frase”, porque es como el manantial del que bebe nuestro corazón cuando se hace necesario recuperar la fortaleza.

¿Dónde hacemos presente la ternura, compasión y misericordia de Dios? Nuestra misión se realiza en el CERESO (Centro de Rehabilitación Social) “Venustiano Carranza”, en el CEFERESO  (Centro Femenil de Rehabilitación Social 4) “Noroeste” y en CIRSA (Centro de Internamiento y Reintegración Social para Adolescentes)

 

Continue reading El paso de Dios por la prisión

¿Qué hace la Iglesia en las cárceles?

Pastoral Penitenciaria

Comisión Diocesana de Comunicación

 

Los días 9, 10 y 11 de febrero de 2015 se llevó a cabo la Reunión Provincial Nacional de Pastoral Penitenciaria en Bahía de Matanchén, San Blas, Nayarit, donde participaron sacerdotes y laicos responsables de esta pastoral en las distintas diócesis que conforman la Provincia de Guadalajara.

 

“Las cárceles no readaptan”

Mons. Andrés Vargas Peña, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México y responsable de la Dimensión Episcopal para la Pastoral Penitenciaria, en entrevista para La Senda afirmó que en la actualidad la sociedad mexicana se encuentra fracturada a causa de la delincuencia, la violencia intrafamiliar, el crimen organizado, la venta y el consumo de drogas, los secuestros, y pareciera que la única respuesta ante esta situación es la cárcel, pero también allí existe una crisis, ya que no se está ayudando del todo a la rehabilitación social “Es una desgracia que las cárceles no están readaptando socialmente a los internos y es, hasta ahora, la respuesta, pareciera la única que se da ante una situación de violencia, ante una situación de deterioro social que lleva a las personas a quedar recluidas”.

Por su parte, el Padre José Refugio Castañeda Barrera, secretario ejecutivo de la Dimensión de Pastoral Penitenciaria, dijo que en su trabajo pastoral enfrentan la crisis del sistema penitenciario que no re-socializa ni readapta a los internos y, en muchos casos, promueve la organización delincuencial. “Hay criminales muy fuertes y hay personas que por un delito común o por un error tienen qué convivir entre ellos. Entonces, lo que pareciera que es un lugar de readaptación, se puede convertir en una escuela del crimen. El problema es porque existe una sobrepoblación, no hay instalaciones suficientes”.

 

Sobresaliente el trabajo del laico

La Iglesia Católica, preocupada por esta realidad, lleva a cabo diversas actividades para acercarse a los presos y sus familias, y lo hace a través de la Pastoral Penitenciaria, que trabaja a favor de las personas privadas de su libertad, así como de sus familias. En esta área sobresale el trabajo incansable de los laicos, quienes acuden con frecuencia a los penales para llevar la Buena Nueva a los internos. Esto implica una fortaleza interior y una preparación de todo tipo, pero sobre todo tienen muy claro que van a ofrecer la Palabra del Señor y su mensaje de salvación.

Mons. Vargas Peña reconoce que son los laicos quienes preparan el camino para que los presos tengan un reencuentro con Dios y con su Iglesia: “Los trabajadores, los que pican piedra, los que abren la tierra, son los que van a la pastoral, sistemáticamente, cada ocho días o dos veces por semana en algunos lugares, excepcionalmente, al menos, así lo considero en mi caso. Ellos realmente abren un camino muy hermoso, de tal manera que cuando llega el sacerdote, ellos han preparado y uno llega a ofrecer la santa Eucaristía, por ejemplo, a confesar. Creo que han hecho un trabajo muy hermoso, de mucha validez y, uno llega, en cierta forma, a cosechar, pero también a alentar. La presencia del sacerdote me parece que corona, pero también alienta el trabajo de los laicos”.

Continue reading ¿Qué hace la Iglesia en las cárceles?

Fortalecer el corazón

Umbral

Pbro. Dr. Manuel Olimón Nolasco

 

En el lenguaje de la Sagrada Escritura, así como en la comunicación poética de todos los tiempos, el corazón no es únicamente un órgano vital del cuerpo, es el símbolo de la interioridad del ser humano, de la diferencia abismal entre quien es “imagen y semejanza de Dios” y el resto de los seres vivos y las inmensidades naturales. El Concilio Vaticano II subrayó: “El hombre, por su interioridad, supera a todos los seres del universo”. De ahí que la invitación que Su Santidad el Papa Francisco ha hecho al comenzar la Cuaresma de este 2015 de “pedirle a Cristo un corazón misericordioso como el suyo”, sea una llamada a la conversión que parte del reconocimiento de nuestra condición abierta a dejarse conducir y transformar precisamente por ese corazón misericordioso que late en la humanidad de Aquél que vino a “hacer nuevas todas las cosas”. Esa invitación tiene añadida una propuesta cuya fecha es el viernes 13 de marzo: “24 horas con el Señor”. Ese día, coincidente con el segundo aniversario de su elección al pontificado, desea que en lugar de celebrarse con fiestas externas, sea jornada de escucha del paso de Dios, paso cuya estela es de amor. A Dios lo definió San Juan solamente como amor y luz y, por consiguiente, estar con Él es, ante todo, percibir la altura y grandeza de su amor y difundirlo pues, como expresa el refrán castellano, “amor con amor se paga”.

 

El mensaje de Su Santidad convoca a percibir en el silencio del mundo esa realidad del amor divino, el interés permanente por la humanidad y por cada uno de sus miembros, interés reconocido por quienes están atentos a lo que sucede a su alrededor y en su propio interior, por las huellas de la misericordia y la infaltable providencia paterna que “se extiende a cada momento”, como dice la plegaria popular.

 

La percepción del amor de Dios, que tiene todas las características de una conversión (pues convertirse es, en su significado más simple y primitivo, cambiar de posición o mirar hacia otro lado del que se estaba mirando): “[...] Nosotros amamos a Dios porque Él nos amó primero… No es indiferente a nosotros. Está interesado en cada uno, nos conoce por nuestro nombre, nos cuida y nos busca cuando lo dejamos. Cada uno de nosotros le interesa; su amor le impide ser indiferente a lo que nos sucede”.

Continue reading Fortalecer el corazón

Señales suicidas

El suicidio en los adolescentes

Creciendo Juntos

Centros de Integración Juvenil, AC

 

El suicidio es preocupante para muchos padres de familia y las autoridades sanitarias; sin embargo, las cifras a este respecto aumentan de manera alarmante en nuestra comunidad.

 

Adolescencia: etapa de riesgo

La adolescencia implica una serie de cambios en distintas áreas de las personas. Algunos adolescentes, por ejemplo, son víctimas de una serie de presiones para las cuales en ocasiones no tienen elementos suficientes para afrontarlas como el divorcio, la formación de una nueva familia, las dificultades en la vida académica, la participación en grupos de pares y la adaptación a sus hábitos y costumbres; todo esto puede perturbarlos e intensificar las dudas acerca de sí mismos.

Entre otros riesgos vinculados a la comunidad y las relaciones figuran la delincuencia e  inseguridad, el estrés ocasionado por la aculturación (como sucede entre pueblos indígenas o personas desplazadas), la discriminación, el sentido de aislamiento, el abuso, la violencia y las relaciones conflictivas. Y entre los factores de riesgo en lo individual cabe mencionar intentos de suicidio previos, trastornos mentales, consumo nocivo de alcohol u otras drogas, pérdidas financieras, dolores crónicos y antecedentes familiares de suicidio.

 

Suicidio: ¿solución a problemas y estrés?

Los suicidios y para-suicidios son actos que impactan y modifican la vida y el destino de una familia, por lo que hay que considerar la importancia de anticiparnos a estos a partir de reconocer aquellas señales que con frecuencia se presentan previamente, considerando sobre todo que debido a la estigmatización de los trastornos mentales y del suicidio, muchos sienten que no pueden pedir ayuda, por lo que a veces resulta difícil la detección temprana.

Una de las causas asociadas al suicidio (aunque de ninguna manera es la única) es la depresión.
Esta y las tendencias suicidas son desórdenes mentales que se pueden tratar. Como institucion hay que reconocer y diagnosticar la presencia de esas condiciones tanto en niños como en adolescentes y, en su caso, desarrollar un plan de tratamiento apropiado. Cuando hay duda en los padres de que el niño o el joven puede tener un problema serio, un examen siquiátrico resulta de gran ayuda.

Continue reading Señales suicidas

¿Sabes manejar el enojo?

Persona Humana

Belén Solís Guerrero

 

Normalmente nos han enseñado que el enojo es malo: si te enojas te ves mal, o incluso ya no te van a querer. Estos mensajes los recibimos por lo común en nuestra primera infancia, alrededor de los tres años, cuando aparecen los berrinches. Estos no son otra cosa que manifestaciones de la frustración que genera el no poder obtener lo que se desea en ese momento; por esa razón aparecen cuando al niño sus padres, por ejemplo, le niegan algo.

 

¿Es malo?

Las emociones que el niño presenta en este tipo de conductas son enojo y frustración, aunque también tristeza; por esa razón, es importante indagar de verdad qué hay detrás de dicho comportamiento de protesta.

El enojo no es una emoción mala o negativa como muchos creemos; incluso, podemos obtener beneficio de ella si sabemos utilizarla para bien. Para ello se necesita conocerse a sí mismo, cómo funcionamos cuando estamos enojados, cómo pensamos, cómo está nuestro cuerpo al momento de enojarnos y qué hacemos en ese estado. Es una tarea difícil, puesto que requiere de paciencia y amor para con uno mismo: aprender a detenerte cuando estás enojado, y así no herir a la persona que tienes enfrente o no hacer algo de lo cual te puedas arrepentir después.

 

¿Manejar el enojo?

Es dirigirlo hacia alguna actividad que te permita desfogar esa energía para después pensar sobre la situación que te ha causado molestia. Esa es la parte práctica; sin embargo, somos seres también racionales y una vez que la emoción ha bajado de intensidad, entonces poder razonar sobre los motivos del enojo y encontrar una solución.

El enojo mal dirigido o incluso cuando la persona suele encubrirlo y no expresarlo de ninguna forma, es dañino, y lo primero que afecta es la salud física. Las personas que no hablan de sus emociones se enferman de colitis o gastritis. Repito, eso no significa que cuando te enojes puedes hacer daño a los demás de forma física o verbal; o una vez que disminuye la intensidad del enojo expresar lo que causó tu furia. Sugiero, más bien, que comiences hablando en primera persona y especificando lo que te molestó de la otra persona, por ejemplo, cuando tú… (hiciste o dijiste esto) yo me sentí (enojado, furioso o molesto), porque (especifica tus motivos) eso me hace pensar… (puedes aclarar lo que tu interpretas de su comportamiento); te propongo que, o bien, me gustaría que (especifica lo que quieres que haga o deje de hacer la otra persona).

Con este ejercicio podrás expresar de forma sencilla y clara lo que te molesta sin dañar a la otra persona y, sobre todo, sin hacer un mal uso del enojo.

Continue reading ¿Sabes manejar el enojo?

¿Por qué confesarnos?

De Joven a joven

Jorge Arturo Arellano del Aguila

 

Los adolescentes y jóvenes podremos tener muchas actitudes y cambiar millones de veces de humor durante estas etapas, pero siempre coincidiremos en algo: necesitamos desahogarnos y tratar nuestros problemas con alguien. Y es que no importa lo que hagamos, sea bueno o malo, siempre tenemos que contárselo a alguien, normalmente a nuestro mejor amigo o amiga, según sea el caso. Sin embargo, después nos encontramos con que dichos secretos fueron revelados por quienes considerábamos nuestros “amigos” (cosa que pasa seguido) y nos vemos envueltos en un problemón. No me voy a meter en rodeos y no te diré a qué personas no les debes de confiar tus secretos, pero te diré una que siempre te escuchará y jamás te fallará: Jesús.

 

La oración es platicar con Jesús

Estoy seguro de que tú ya conoces a Jesús y que más de una vez has hablado con Él, las más de las veces para pedirle alguna cosa, pero eso es una plática. Hablar con Jesús (orar) es de las cosas más reconfortantes que puede haber en este mundo. Si se hace bien, una oración puede ser el mejor remedio para cualquiera de tus males. Ahora bien, si volvemos a la analogía de la plática con tus amigos, ¿te escuchan de la misma manera cuando les acabas de hacer algo que los hirió y no les has pedido perdón? Estoy plenamente seguro de que la respuesta es no. Y también estoy convencido de que conoces la respuesta del por qué pasa eso, y se debe a que heriste su confianza. Algo muy similar pasa con la oración.

Cuando tenemos algún problema con alguien, lo normal es buscar a la persona y hablar con ella para aclarar la situación y solucionar el conflicto. En la oración con Dios sucede exactamente lo mismo, y la manera para reconciliarnos con Él se da por medio de la Confesión.

Continue reading ¿Por qué confesarnos?

Nuestra indiferencia hacia los niños de la calle

Altruismo

Fundación Dar Amor, Dar Vida, AC

 

“No debí haber nacido”, “A nadie le importa lo que me pasa”, “La mejor madre es la calle”, estas son expresiones de niños que viven o trabajan en cruceros viales y que piden dinero en restaurantes y diferentes zonas de la ciudad de Tepic. Pocos son los menores de edad que viven en la calle, pero la gran mayoría de ellos trabaja. Todas las historias son adversas.

Entre ellos se conocen, pero si no están en grupo muestran indiferencia, no les gustan los extraños, comparten la comida, la bebida y, escasas veces, el dinero; saben dónde se juntan y saben a dónde deben de ir a pedir una moneda o, en el mejor de los casos, a comer “gratis”.

 

Niños de la calle, ¿por qué?

El artículo 27 de la Convención sobre los Derechos del Niño afirma que “los Estados firmantes reconocen el derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social”. Sin embargo, hay más de cien millones de niños de la calle en el mundo para quienes esos derechos no existen, o no son dignos de ellos. Son niñas y niños para los que la calle se ha convertido en su morada. En ella nacen y mueren con pocas posibilidades de acceder a otra forma de vida. Son niños provenientes de familias en situación de extrema pobreza, con problemas de desestructuración familiar, alcoholismo, dependencia a las drogas, etcétera. Son niñas y niños marginados por la sociedad. Y no es un problema que parezca tener solución a corto plazo, pues el número de niños que vagan en las calles no deja de aumentar en casi todos los países.

 

Ningún niño escoge la calle

Los niños de la calle son un “problema” que afecta a todas las naciones, porque ni los llamados países del primer mundo pueden decir que no los tengan, pues en los suburbios de las grandes metrópolis son muchos los niños y las niñas que sobreviven sin que nadie se ocupe de ellos.

Algunos mantienen algún vínculo con sus familiares y realizan trabajos para ayudar al sustento de la familia, pero otros han roto toda relación familiar y se han unido a otros pequeños para poder sobrevivir sin que ningún adulto se ocupe de su devenir.

Venden sus cuerpos por unas pocas monedas que les permitan aguantar un día más. La gran mayoría de los niños de la calle son adictos a las drogas, que les permiten evadirse de la soledad y no sentir el frío y el hambre que siempre les acompañan.

Continue reading Nuestra indiferencia hacia los niños de la calle

Acercar a los jóvenes al Señor

Desde la fe católica

Mtro. Luís Ignacio Zúñiga Bobadilla

 

La vida enseña la Palabra de Dios de diferentes formas, en algunas ocasiones no se sabe interpretar y surge la malformación de su divino concepto, y en otras se sigue por caminos equivocados del señalamiento del Todopoderoso.

Ir por ellos

Sin duda es digno de pensar el importante llamado que en estas fechas hiciera el señor Arzobispo de Acapulco, Mons. Carlos Garfias, en el sentido de ir a donde el estado no se atreve con un objetivo preciso: evitar que los jóvenes sean reclutados por el “narco”.

Esto al principio podría sorprender a todo aquel que no se encuentre enterado del daño que se produce la juventud carente de valores y es proclive a integrarse a esos grupos de personas equivocadas.

Guerrero es una entidad con altas tasas de delincuencia juvenil, y la intención es acercar a los jóvenes a la palabra del Creador, sacarlos de sus sitios vulnerables, apoyarlos y que no sean reclutados por personas con comportamientos fuera de razón.

Llegar con Dios a donde el estado político no entra, esa es la máxima del programa que en pocos días emitirá Mons. Carlos Garfias; rehabilitar a los muchachos y arrancarlos de esos malos pensamientos en los que se encuentran sumergidos; rescatarlos es tarea complicada aunque no imposible.

 

No dejarse vencer por el mal

Las personas preocupadas por su prójimo son millones y las que van en sentido contrario, afortunadamente, son una minoría perfectamente identificada. En Acapulco han clavado las uñas de grupos con ideas contrarias al amor al prójimo, a la sociedad y a sí mismos; ellos no pueden decidir la vida de las generaciones futuras, esto es incuestionable.

Los esfuerzos de la Iglesia han sido importantes y orientadores, mientras el gobierno federal apuesta a la aplicación de la justicia, del orden, en un escenario donde no aparece todavía el antídoto a la corrupción y la impunidad; no se pueden cerrar los ojos ante tanto desorden y palabras no cumplidas.

Continue reading Acercar a los jóvenes al Señor

Paramédico

Habilidades para la vida y el rescate

Oficios que no mueren

Irma Patricia Valdez Parra

 

En la edición de este mes, Helena Cayeros López, licenciada en Enfermería nos comparte su valiosa experiencia como paramédico voluntario en la Cruz Roja Mexicana. Esta es la primera parte de dos.

 

Entré por una familia y sigo por una familia

“Vengo de una familia que, en algún momento, pasó por la Cruz Roja: mis hermanas y cuñados estuvieron en esta institución, y mi mamá es enfermera. Yo entré por el interés de las experiencias que ellos platicaban en casa. Mi vocación viene de la admiración de mi madre, soy enfermera por vocación y paramédico por convicción. En Cruz Roja tengo once años y como paramédico siete.

Ser paramédico es un arma de dos filos: es bonito el que tu trabajo rinda frutos, pero a la vez es deprimente el ver que por más que lo intentas no logras tu objetivo: salvar una vida. Por ejemplo, poder recibir a un bebé, pero es triste tener en tus brazos a un niño que ya falleció.

Estar aquí es una experiencia que te da familia, porque tienes que conocer a todos tus compañeros y muchas veces convives más con ellos que con tu propia familia sanguínea; es muy gratificante el convivir, ayudar, salir y arriesgarte, y la satisfacción de ver tu deber cumplido”.

 

Los 365 días del año

Al preguntarle a Helena sobre cómo es la vida de un paramédico, dijo: “Como voluntario nos piden 48 horas de servicio al mes, tú sabes cómo te organizas porque todos tenemos una vida. Como personal remunerado trabajamos 48 horas por 48 de descanso, pero cuando te sumerges en esta actividad en realidad estás disponible las 24 horas, los 365 días del año, porque puedes estar descansando en tu casa y enterarte sobre un accidente donde se necesitan paramédicos y corres a ayudar, y si ya no llegar al lugar del accidente, llegas a tu base para ayudar a tus compañeros. En realidad, no tenemos un horario. Una parte de ti siempre está presente dentro de la institución”.

Continue reading Paramédico

La Iglesia no es un obstáculo para la libertad

Editorial

 

El Papa Francisco ha expresado continuamente su preocupación por las diversas heridas que acusa la sociedad contemporánea. Pero no se ha quedado en ello, sino que ha puesto, conmovido y presuroso, el dedo en el renglón. El reciente viaje a Filipinas, una isla golpeada por fenómenos naturales y atenazada por una ancestral pobreza, demuestran que el buen samaritano no es aquel que únicamente se encuentra de casualidad en el camino, sino que sale al camino, se interpone en el trayecto de quienes requieren amor y caridad, algún tipo de ayuda que le presten. Son muchos los ámbitos en que la sociedad actual presenta heridas, algunas superficiales, otras profundas y lacerantes, que urgen las manos de los cristianos católicos convencidos de su fe y de su esperanza en Jesucristo. El Papa Francisco pone el ejemplo, como muchos Pontífices lo han hecho a lo largo de la historia de la Iglesia.

Se ha puesto en entredicho, por ejemplo, el papel de la Iglesia, y de la religión en general, tras los recientes atentados terroristas en Francia y en países de Oriente Medio; oportunidad que los pesimistas y descreídos no han perdido para señalar que la religión le estorba al hombre, que la Iglesia debería hacer más de lo que hace. Muchas veces, en este tenor, se presenta a la Iglesia como un obstáculo para la libertad, desconfiada e intolerante. Pero se trata de una libertad que se confunde y que se erige como aquel postulado filosófico que dictaba: “Dejar pasar, dejar hacer” (incluso matar). No es ese el concepto de libertad que la Iglesia ha tratado de inculcar en los católicos, sino aquella que apunta, como bien escribió el filósofo Hegel, a “que el hombre fuera libre en sí y por sí, en virtud de su propia sustancia, que hubiera nacido libre como hombre, no lo supieron ni Platón, ni Aristóteles, ni Cicerón, ni los juristas romanos, a pesar de que solamente en este concepto reside la fuente del derecho. Solo en el principio cristiano, el espíritu individual personal cobra esencialmente un valor infinito, absoluto”.

Y es que en aras de la libertad se emprenden toda clase de acciones, denigrantes, violentas, discriminatorias, ofensivas. Una libertad tan ensalzada y adornada que no sería descabellado encontrarla en los aparadores de los centros comerciales, en oferta todo el año y al alcance de cualquiera que pueda desembolsar unos cuantos pesos, con la creencia de que podría hacer lo que le plazca. Las máximas que hoy se ponderan no tienen que ver con el espíritu cristiano de la caridad y la fraternidad, sino con un exacerbado individualismo que apunta a la satisfacción personal, a un hedonismo desatado y a una cúspide que presenta el éxito y la satisfacción como las medallas a alcanzar en una competencia descarnada y desleal. Recordemos lo que Hegel abundaba en su reflexión: “En la religión cristiana se abre camino la doctrina según la cual todos los hombres son iguales ante Dios, porque Cristo los ha llamado a la libertad cristiana”. Es decir, el plan de Dios incluye y postula que se ayude a todos los hombres por igual.

Continue reading La Iglesia no es un obstáculo para la libertad

Avisos diocesanos: Febrero 2015

Diócesis de Tepic / México


-       Nombramientos

-       Ejercicios Espirituales para Sacerdotes

-       Inicio de Curso del Método de Ovulación Billings

-       Reunión extraordinaria para movimientos con carisma de la Familia

-       Pastoral Penitenciaria

-       Calendario de Pláticas prematrimoniales

-       Peregrinación al Santuario de la Virgen de Talpa

-       Talleres de Oración y Vida Puerto Vallarta, Jalisco

 

Continue reading Avisos diocesanos: Febrero 2015